Los dos rostros de México (I)

En esta entrada, deseo comentar un estudio que considero sumamente importante que fue realizado por la empresa consultora McKinsey: A tale of two Mexicos: Growth and prosperity in a two-speed economy. Dicho estudio analiza "las dos historias" que tiene México en su día a día, es por ello que decidí nombrar a esta entrada "Los dos rostros de México", que si bien no es la mejor traducción respecto al título del estudio, básicamente éste abarca eso, los dos aspectos que presenta la economía mexicana.

El estudio comienza señalando un cuestionamiento que pudiera parecer simple, pero que desde mi perspectiva lleva un trasfondo muy importante: ¿qué es México? A ello, muestra una serie de respuestas dicotómicas muy interesantes como por ejemplo: es un país que exporta más autos que Canadá, o un país que se encuentra atascado en un ciclo económico perpetuo de avances y retrocesos.

Al respecto, el estudio describe de manera puntual las dos caras de la economía mexicana: la formal y la informal. El estudio fue realizado durante 6 meses por la oficina de Mckinsey en México y por el Instituto Global de Mckinsey. Es por ello, que el estudio describe que no sólo existe una dicotomía importante en el aspecto económico, sino que ésta cada vez es más divergente.

Así pues, la productividad de pequeñas empresas (aquellas con menos de 500 trabajadores) representaba en 1999 el 28% respecto al nivel de productividad que presentaban las empresas grandes, pasando a únicamente un 8% en el año 2009. Aunado a lo anterior, es que a pesar de esa disminución importante en productividad entre tamaños de empresas, son las pequeñas las que generan una mayor cantidad de fuentes laborales.

En este sentido, la pregunta que surge en el estudio es si las reformas por las que ha peleado tanto la actual administración retribuirán a cerrar las disparidades socioeconómicas y contribuirán a potencializar el crecimiento económico del país.

Por otra parte, se comenta que la productividad laboral, ha venido cayendo desde 1981, y aunque presenta mejorías, todavía no alcanza los niveles que presentaba en ese año en términos de la paridad poder de compra (PPP, por sus siglas en inglés).

En este mismo orden de ideas, durante 2012, la producción de un trabajador promedio era de $17.90 por hora medida por PPP, la cual aún era menor a lo observado en 1981 cuando representaba $18.30. Asimismo, en 1980 el PIB per cápita mexicano era 12 veces mayor que el referente a un chino, mientras que hoy en día es únicamente 25% mayor, por lo que de continuar con esta tendencia para 2018 un chino ganará más que un mexicano.

La baja productividad de las empresas tradicionales (familiares, informales, entre otras) es el mayor reto de política pública que tiene la actual y subsecuente administración. Al respecto, Mckinsey señala que el PIB ha crecido desde 1990 a una tasa de 2.7%, debido a la importante fuerza laboral (bono demográfico) que ha presentado el país. De hecho, dice que dos terceras partes de dicho crecimiento se deben a dicha coyuntura.

Al respecto, el estudio señala que para alcanzar un crecimiento económico del 3.5%, proyectado para este año, la productividad tendría que incrementarse en un 2.3% anualmente, es decir, casi 3 veces la tasa que se ha observado durante el periodo de 1990-2012. Ahora bien, si se desea crecer al 6% anual, la productividad tendría que incrementarse en un 4.8%, es decir, 6 veces la tasa observado durante los últimos 20 años.

En este punto, si bien es importante comentar que la productividad es, sin duda, necesaria para lograr un crecimiento económico importante y sostenible en el largo plazo, también hay otros factores que influyen en éste, como por ejemplo, el endeble mercado interno que tiene el país, así como también la disparidad de infraestructura que se observa entre diferentes sectores, regiones y empresas del país. De ello, hablaremos en la siguiente entrada.

Comments

Excelente artículo, muy estructurado, me gustó mucho la conclusión.
Para tener un crecimiento económico sostenible en el mediano y largo plazo, no sólo se requiere productividad, hay que mejorar la competitividad, representada fundamentalmente en la mejora de la infraestructura.

Felicitaciones

Juan Mesa
jpmesab@gmail.com
http://www.blogdepablomesa.blogspot.com/

Add new comment

Filtered HTML

  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Lines and paragraphs break automatically.

Plain text

  • No HTML tags allowed.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.