Un México de aspiraciones grandes, pero de políticas públicas cortas (I)

En el blog pasado, había comentado que proseguiría con los resultados que mostró la Consultora Mckinsey (cosa que realizaré posteriormente); no obstante, considero importante el comentar la encuesta realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) denominada Encuesta Nacional de Empleo y Seguridad Social (ENESS) 2013.

Dicha encuesta abarca diferentes vertientes:

  • Afiliación, seguridad social y servicios médicos.
  • Cotizaciones a la seguridad social.
  • Pensiones.
  • Riesgos de trabajo y atención por maternidad.
  • Cuidado de niños y niñas.
  • Cuidado de adultos mayores.

En una primera instancia, comentaré lo referente a seguridad social, para posteriormente abordar lo referente a pensiones, en otro momento.

Antes que nada, saludo la elaboración de encuestas tan ricas en materia de datos, ya que ayudan a discernir el entorno nacional por el que estamos atravesando, dejando atrás tabúes y dogmas. Así pues, la encuesta señala que el 77.2% de la población se encuentran afiliadas a una institución de seguridad social o de salud. Si desagregamos dicho número, podemos ver que el 45% se encuentra afiliado al Seguro Popular, el 44% al IMSS, el 7% al ISSSTE y el resto a otras instituciones públicas o privadas.

Por otra parte, el 62.8% de la población requirió de atención médica en algún momento del año. Dicho dato, desagregado por institución muestra el siguiente comportamiento:

Otro aspecto relevante, es que dicha encuesta permite vincular los temas de seguridad social, cobertura en salud y la fuerza de trabajo.

En este sentido, si consideramos a 100 personas afiliadas económicamente activas, tenemos que 49 están en el IMSS, 39 en el Seguro Popular, 7 en el ISSSTE y 5 en otras instituciones. Dicho dato es por demás revelador.

La administración federal que creó el Seguro Popular le dio un empuje muy importante, y desde entonces se le ha brindado recursos financieros importantes, observándose que la afiliación de personas a dicha institución ha presentado un crecimiento exponencial:

La gráfica anterior muestra que la gente está emigrando del IMSS al Seguro Popular. Lo anterior, no es poca cosa ya que como se sabe, el Seguro Popular fue creado para cubrir las necesidades médicas básicas para la gente que no tenía seguridad social, es decir, para las personas que se encuentran en la economía informal. Así las cosas, si bien por un lado la creación de éste cubre el derecho a la salud y a la igualdad, inscritos en la constitución, por otro lado va en contra sentido de las políticas públicas, de más de 4 sexenios, de fomentar la generación de empleo formal. En pocas palabras, el costo de oportunidad de pertenecer o no la economía formal se ha disminuido.

Al respecto, diversos think tanks, comentan que la generación de empleos formales no se ha dado debido, entre otras cosas, al importante costo que implica la seguridad social. Lo anterior, desde mi perspectiva, es falso, y para muestra de ello se muestran la siguiente gráfica:

La gráfica muestra, que por cada trabajador asegurado hay, en promedio, 1.5-2 derechohabientes adicionales a éste, dependiendo del año de análisis. Es decir, si bien el costo de seguridad social, de acuerdo a diversos documentos de investigación, puede representar entre un 25 a 30% de costo para el empleador, ello implica que 1.5-2 personas recibirán también atención médica, dando como resultado que dicho costo no sea en realidad "tan excesivo". Lo anterior, no implica la necesidad de buscar mecanismos que disminuyan la contratación de fuerza laboral en el mercado formal.

En la siguiente entrada, seguiremos comentando al respecto, además de lo referente a las pensiones.

Add new comment

Filtered HTML

  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Lines and paragraphs break automatically.

Plain text

  • No HTML tags allowed.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.