Es la economía, estúpido (I)

Para esta entrada, decidí hacerle honor a aquella frase acuñada por el coordinador de la campaña presidencial, de William Clinton, James Carville. Dicha frase, surgió dentro de un ambiente donde el entonces presidente George H. W. Bush contaba con un nivel de aceptación muy importante (cercano al 90%), pero la economía estadunidense se encontraba en recesión. Situación muy similar, para algunos, a la que se vive hoy en el país: tensión política, elecciones federales en puerta (2015), y la economía que no avanza a la velocidad deseada y necesaria.

Así las cosas, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio hoy a conocer las cifras del empleo para el primer trimestre del año en curso. Como en casi todo tema económico, los resultados presentan claros oscuros.

Para ejemplo, le expongo dos datos:

  • Durante el primer trimestre de este año, 49.3 millones de personas se encontraban ocupadas, dato que comparándolo con el mismo trimestre del año anterior, es mayor en 740,000 empleos, o si lo quiere usted ver, hay un 1.53% de más personas ocupadas.
  • Tenemos a 2.5 millones de personas desocupadas y a 4.1 millones de personas subocupadas.

Le hago énfasis a lo anterior, porque en el primer dato, se incluyen datos en términos absolutos y relativos, y en el segundo únicamente absolutos. Es por ello, que boletines como los publicados por el INEGI son origen de mucho furor en redes sociales y medios de comunicación donde el manejo de los datos se hace, en muchas ocasiones, de manera discrecional.

En este sentido, si para el segundo dato, le añadimos que las personas desocupadas disminuyeron en un 0.1% el dato "no sería malo", pero si mencionamos que las personas subocupadas aumentaron 0.1% el dato se vuelve "uno malísimo".

Más aun, desde el boletín anterior donde el Sistema de Indicadores Cíclicos (SIC) observa que la economía está por debajo de los niveles de tendencia de largo plazo, lo que implicaría una recesión, se han venido suscitando una seria de declaraciones por diversos actores políticos, de gobierno y del sector empresarial. Unos comentan que sí estamos en recesión, otros que no.

Sin embargo, considero que dicha discusión debe pasar a segundo término, es decir, no importa ahora. No se debe desviar la atención de si el país se encuentra en recesión o no, se debe pugnar por políticas públicas que abatan dicha recesión o ese crecimiento económico mediocre, no hay más.

Así pues, se muestra a continuación un gráfico del comportamiento que ha tenido la población ocupada de 2005 a la fecha:

Si desagregamos dicho dato por sectores económicos se observa lo siguiente:

Aprovecho este espacio, para mostrar el número de empleos de manera proporcional del sector gobierno y organismos internacionales:

Dicha gráfica, considero yo, termina con aquella creencia de que el país cuenta con un gobierno obeso. Eso pudiera llevar a otro debate: ¿es mucho o poco que de cada 25 trabajos generados, 1 pertenezca al sector gobierno y organismos internacionales? No obstante, tampoco estoy implicando que se deba engrosar la nómina gubernamental.

En la siguiente entrada, profundizaremos más acerca de los datos exhibidos por el INEGI.

Add new comment

Filtered HTML

  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Lines and paragraphs break automatically.

Plain text

  • No HTML tags allowed.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.