Faltantes en materia de salud: retos y oportunidades

Como es sabido, una de las principales metas de la actual administración es ya sea la generación de un Sistema de Seguridad Social Universal (SSSU) o un Sistema Universal de Salud (SUS). Asimismo, también he comentado que, en dado caso, lo más viable desde el punto de vista financiero sería el segundo; y eso, con una inversión de importante magnitud (550 mil millones de pesos).

En este sentido, el Instituto Nacional de Estadística, y Geografía (INEGI), partiendo de la información de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) de 2014 y la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) de 2012, presentó un boletín el cual me gustaría comentar en esta nueva entrada del blog.

Derivado de lo anterior, es importante mencionar que para un país transite a un desarrollo económico (ojo, desarrollo no únicamente crecimiento) equitativo e incluyente, factores como la educación, la salud, el acceso al crédito, la aplicación de la ley y la generación de empleos, se deben realizar bajo una planeación para el corto, mediano y largo plazo.

La creación de un SUS, sin duda alguna traería una mejor eficiencia en el uso de los recursos (humanos, de infraestructura y financieros), lo cual redundaría en un mayor beneficio para la población. No obstante, considero que antes de construir sobre cimientos débiles, se deben fortalecer diversas áreas tanto en materia de recursos humanos, como en infraestructura.

En materia de recursos humanos, podemos observar que hay importantes áreas de oportunidad. Por lo anterior, se muestra la siguiente relación de médicos por cada 1,000 habitantes, por entidad federativa:

Lo anterior es relevante, debido a que si bien hoy en día se tienen 343, 700 personas que estudiaron medicina, únicamente el 82% forma parte de la población económicamente activa. Dando como resultado un área de oportunidad importante, ya que como se ha abordado en diversas entradas en este blog, la población nacional presenta una inversión en su estructura demográfica, así como también una transición epidemiológica importante.

Es por ello, que se debe realizar un programa de generación de médicos que esté diseñado a largo plazo, para así poder lograr cubrir cada una de las necesidades observadas debido a los cambios antes mencionados. Al comparar la relación observada en el país, respecto a otros países de América Latina o regiones, la necesidad y urgencia, cobran sentido.

Si bien, la necesidad apremia, una noticia positiva es que al analizar a los médicos existentes por grupos de edad, podemos apreciar que todavía el problema de la falta de médicos se ubica únicamente en la generación de éstos, y no en la generación y sustitución, como se pudiera pensar:

Así pues, en los siguientes años México, mejor dicho el Sistema Nacional de Salud en conjunto con las universidades privadas y públicas del país, deberán elaborar un programa prospectivo en materia de salud, en la creación y sustitución del personal médico. Dicho programa, pudiera tener como meta la generación (formación) adicional neta de entre 50,000 y 65,000 médicos para el año 2020.

Lo mismo, se deberá de hacer en materia de infraestructura médica… pero eso es tema de otra entrada en este blog.

Add new comment

Filtered HTML

  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Lines and paragraphs break automatically.

Plain text

  • No HTML tags allowed.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.