¿Qué esperar de este 2015?

Como ya es sabido, el 2014 fue un año sumamente complicado: la economía continua aletargada; una clase política mexicana que no termina de comprender los tiempos actuales y las exigencias que éstos traen; grupos diversos que pugnan por derribar a un gobierno elegido democráticamente, aludiendo que ello sería la solución a todos los problemas actuales; sólo por mencionar algunas.

En el ámbito económico, la reforma fiscal es señalada como una de las principales culpables por el marginal crecimiento económico: "cobrar a los de siempre, y cobrarles más". Esta reforma, fue sin duda una progresiva, pero pudiera estar mal enfocada. Es necesario que se potencialice la inversión, así como que se realicen capacitaciones de forma recurrente, ambos aspectos ya no son sujetos de deducciones.

En México, considero que en ocasiones se va "a contra corriente", me explico: se fijan impuestos a cosas que son necesarias para que la economía avance y crezca: a la creación de empleos, a la producción y al crédito. Por ejemplo, para lo que concierne al empleo se tiene un impuesto que se llama "Impuesto Sobre la Nómina" (ISN), éste varía por estados, pero fluctúa entre el 1-3%.

Es de llamar la atención que los gobiernos locales opten por un impuesto a la creación de fuentes de trabajo, las cuales redundarían en una derrama económica, a través del consumo y por ende en una mayor producción, en dichas localidades que en realizar una mejor (y mayor) recaudación del impuesto predial. El primero, es un impuesto regresivo, ya que se cobra un porcentaje directo al salario del trabajador, hasta hoy en día medido en salarios mínimos, mientras que el segundo es un impuesto progresivo, y el monto se fija de acuerdo al valor de mercado que reporta la propiedad donde habita la persona o familia.

Otro ejemplo, es respecto al crédito. Hoy en día los bancos en el mejor de los casos dan un porcentaje equivalente a la inflación por concepto de intereses, pero las tasas a las que prestan si bien han bajado, a éstas se les suma el Impuesto al Valor Agregado (IVA), respecto al crédito otorgado, y entonces se vuelve poco asequible para las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPYMES).

Así pues, este 2015 es año de elecciones federales. En éstas se renovarán 9 gubernaturas, las 500 diputaciones federales y diversas alcaldías en varios estados del país, en pocas palabras más de 2,100 puestos de elección popular estarán en juego. Como es sabido, los años electorales casi siempre derivan en que las discusiones en el Congreso se estanquen, los partidos se ataquen, dando como resultado que se pospongan importantes temas legislativos.

Al respecto, creo que este 2015 no nos da la oportunidad de dejar "las cosas para después". Debido a nuestra dependencia petrolera para conformar el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), se deben analizar diversos temas (competencia, transparencia, Sistema Anticorrupción, rendición de cuentas, así como analizar la viabilidad actual de la reforma fiscal y laboral, sólo por mencionar algunas cosas) para poder salir adelante en el 2016, año donde ya no se podrán comprar coberturas petroleras como las que se tienen hoy en día.

Asimismo, es necesario que haya una mayor transparencia y rendición de cuentas. Espero que este año ya comience a operar el tan esperado Sistema Nacional Anticorrupción. Un aspecto a considerar es que la Procuraduría General de la República (PGR) sea autónoma (organismo descentralizado), por sólo mencionar un ejemplo.

De igual forma, es indispensable que los actores políticos tengan una mayor sensibilidad en estos tiempos tan frágiles. También, es necesario que la ciudadanía no caiga en fanatismos ideológicos, y respete los resultados en las urnas el próximo junio.

Finalmente, es importante recordar que en una entrega anterior La economía NO es como el béisbol comenté la necesidad de establecer escenarios económicos reales para generar mayor certidumbre tanto en el mercado interno, como en el externo. En aquella ocasión, (agosto 2014) comenté como escenario probable un crecimiento anual del 2.35% (se espera que hayamos crecido al 2.1% durante el año pasado), mientras bancos y algunas consultorías lo estimaban alrededor del 3%. Por lo que pongo a consideración el siguiente pronóstico de crecimiento económico para este 2015:

Add new comment

Filtered HTML

  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Lines and paragraphs break automatically.

Plain text

  • No HTML tags allowed.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.