Las TICs en México

En días pasados, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en colaboración con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) realizaron la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2015.

Dicha encuesta mide la disponibilidad de diversas tecnologías de la información (TICs), como el internet y la computadora. Asimismo, contempla el uso de servicios como la televisión de paga y la carencia de televisores digitales (es decir análogos).

Algunos de los resultados de la encuesta indican que en México hay más de 55 millones de personas que utilizan una computadora, mientras que poco más de 62 millones son usuarios de internet. Los hogares con un televisor digital tuvieron un incremento de más del 18%, donde 1 de cada 2 ya cuenta con al menos uno de éstos.

Bajo este mismo sentido, más del 46% de los hogares mexicanos tienen contratado algún servicio de televisión de paga, y únicamente una tercera parte presenta televisores análogos.

Visto desde el punto de vista de hogares, el uso del internet ha tenido el siguiente comportamiento:

Si bien tal como se observa el uso del internet ha tenido incrementos considerables, a nivel estatal hay resultados que divergen de forma importante. Mientras hay estados donde el 60% de sus hogares hacen uso del internet, hay otros donde apenas el 40% de éstos lo utilizan.

De igual forma, si se analiza a los usuarios por grupos de edad, se puede apreciar claramente que el punto de inflexión principal, dejando a un lado el tema de percepciones económicas, en el uso del internet es la edad:

Esta clase de ejercicios pro parte del INEGI son de suma relevancia para la aplicación de diversas políticas públicas, por ejemplo: el expediente clínico electrónico en materia de salud, así como también para diversos estudios de mercado tanto para organismos públicos como privados.

Desde mi particular punto de vista, yo considero necesario analizar, por estados, las necesidades que se tienen, para así poder ejercer un presupuesto público de manera eficaz, eficiente y sobretodo acorde a las necesidades reales de cada población. Por ejemplo, si en una entidad federativa el 35% de su población tiene pobreza alimentaria, difícilmente el aplicar una política pública en materia de TICs beneficiará a dicho estado, y el hacerlo tendrá nulo impacto social, no así en un estado donde su población presenta niveles de pobreza multidimensional mínimos.

Add new comment

Filtered HTML

  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Lines and paragraphs break automatically.

Plain text

  • No HTML tags allowed.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.