Vivienda como estrategia urbana

Ana Cristina Vargas, Gestor Comunitario de Caracas
Caracas, 21 julio 2014

Durante la primera mitad del siglo XX Caracas pasó de ser una pequeña ciudad agrícola a una capital moderna. Entre 1930 y 1980 obras de infraestructura masiva fomentaron el crecimiento urbano fragmentado y rápido de la ciudad. La construcción de vivienda pública ayudó a albergar a los inmigrantes del campo, pero este esfuerzo no fue suficiente y muchas personas se instalaron de manera informal en los cerros de la periferia de la ciudad. Hoy en día, se estima que más de la mitad de la población urbana vive en asentamientos informales, llamados "barrios", donde hay un déficit de infraestructura urbana básica; bandas violentas amenazan las vidas de gente inocente; y las viviendas están construidas en zonas de riesgo propensas a ser víctimas de inundaciones, derrumbes y sismos. Sin embargo, en esta parte fundamental de la ciudad, con pocos recursos se han construido miles viviendas que permiten la subsistencia de la ciudad. El caso de Caracas es similar a la mayoría de las principales ciudades del país. Tomando en cuenta que 94 por ciento de la población de Venezuela vive en zonas urbanas, el gran reto que tiene el país no es solo resolver la insuficiencia de oferta de vivienda, sino la necesidad urgente del desarrollo urbano tanto en la ciudad informal como en la ciudad formal.

En 2011, después de una temporada prolongada de fuertes lluvias en Caracas, que dejó más de 130.000 personas sin hogar, el gobierno nacional lanzó el programa "Gran Misión Vivienda Venezuela" (GMMV), para ofrecer soluciones masivas de vivienda a las víctimas de las lluvias. El objetivo de este programa fue construir 2 millones de unidades de vivienda para el año 2017 a nivel nacional. Siendo una meta ambiciosa, ya que limita el tiempo para el diseño de la arquitectura, la construcción de buena calidad, y hacen que la planificación urbana haya quedado en un segundo plano. En este sentido, el único criterio para seleccionar las parcelas urbanas en las que se han desarrollado nuevos edificios de vivienda es el hecho de estar vacíos y que puedan ser fácilmente expropiados. Pareciera, que no se han considerado los medios de subsistencia de la familia, la zonificación y planes urbanos o la infraestructura disponible para la densificación masiva de la ciudad. En Caracas, 26,427 han sido entregadas según cifras del gobierno. Los apartamentos de vivienda que se han construido ofrecen un catálogo diverso de estilos de arquitectura, pero su diseño no responde al clima tropical, a las variables urbanas o incluye servicios compartidos

Durante el gobierno de Chávez se colocaron en marcha diversos programas de vivienda; GMMV ha sido el más ambicioso y el que ha tenido mayor impacto. El inconveniente es que la vivienda es vista como una solución a una emergencia y no como no como oportunidad para urbanizar el país. La vivienda debe ser entendida como parte de un plan urbanístico, necesario para construir el tejido urbano de la ciudad. Por ejemplo, en 1945, se construyó en el centro de Caracas, la "Reurbanización El Silencio" para proporcionar viviendas de bajo costo, así como infraestructura, áreas recreativas y comerciales. Este proyecto de diseño urbano contempla edificios de apartamentos organizados en macro bloques donde la gente puede disfrutar de patios comunes y apartamentos con ventilación cruzada. Además de proporcionar una fachada continua con actividades comerciales que ayudan a darle vida urbana al sector. Después de 70 años, esta es una parte esencial y vibrante de la ciudad, y no simplemente una solución de vivienda. Es entonces cuando debemos pensar en la vivienda como estrategia de urbanización esencial para la construcción de ciudades sostenibles. Close.

Permalink to this discussion: http://urb.im/c1407
Permalink to this post: http://urb.im/ca1407css