Planeamiento para resolver los problemas causados por el crecimiento informal

Jorge Bela, Gestor Comunitario de Bogotá
Bogotá, 7 noviembre 2014

La planeación es uno de los instrumentos mas poderosos a disposición de las autoridades locales. Sin embargo, en las ciudades de América Latina, donde el crecimiento urbano ha sido muy rápido y a menudo caótico, muy frecuentemente la informalidad es el factor determinante en la forma de la expansión, y solo posteriormente se adoptan las medidas necesarias para consolidar una realidad que ha venido dada por la fuerza de los hechos.

Tal ha sido el caso en el crecimiento observado en algunas zonas periféricas del centro histórico de Bogotá, como la zona de Fenicia. Su crecimiento fue en gran medida informal y se fue consolidando con el transcurso de los años. Sus habitantes, unas 480 familias, ocupan casas pequeñas, y en ocasiones ya se trata de la tercera generación. Sin embargo, el entorno ha sufrido una transformación profunda en los últimos años. Por un lado el crecimiento de la Universidad de los Andes, una de las mayores de Bogotá, y de otros centros de educación superior, ha supuesto un cambio considerable, y por otro los esfuerzos en marcha por recuperar lo que se ha venido a llamar el centro histórico extendido han cambiado la percepción de la zona.

Las instituciones educativas han revitalizado la zona de forma considerable, pero no sin ciertos problemas. Entre ellos están que tanto por las noches como durante los periodos vacacionales la zona se vacía de forma considerable. Esto genera problemas de supervivencia a los comercios locales, y también se traduce en problemas de seguridad ciudadana en las horas en las que el entorno se vacía.

Para resolver estos problemas la Universidad de los Andes está liderando un proyecto de reconversión de las pequeñas casitas en edificios de viviendas con una densidad mucho mayor. Con esta medida se busca por un lado aumentar el número de viviendas en los aledaños de la universidad, y por el otro crear una población fija en la zona que corrija en parte los problemas que se derivan del carácter eminentemente flotante de la población estudiantil.

Este proyecto ha encontrado eco en los esfuerzos que está realizando la Alcaldía de Bogotá por revitalizar el centro, y que no se limitan a las zonas coloniales, sino que se amplían a lo que se ha denominado como centro expandido. El proyecto de Fenicia encajaría dentro de este ámbito geográfico.

Uno de los problemas mas graves que presentan los proyectos de renovación urbana es el desplazamiento de los ciudadanos que ocupan los espacios renovados, y que no pueden asumir los costes mas elevados que inevitablemente se generan con las mejoras. En Bogotá el sistema de estratos, determina el costo de los servicios, por lo que si un proyecto de mejora resulta en una elevación del estrato de la zona, los costes de los servicios pueden volverse inalcanzables para sus habitantes tradicionales.

Para enfrentar estos problemas la Alcaldía de Bogotá aprobó un decreto el 15 de octubre un convenio que estipula que a los antiguos moradores se les entregará una vivienda de la misma superficie, y se mantendrá para ellos el estrato durante 10 años. A los que vivan de alquiler se les dará un subsidio del 30 por ciento para la compra de la vivienda. El planeamiento tiene la capacidad, si así se lo propone, de convertir situaciones de informalidad en un crecimiento ordenado y no excluyente.

Foto: Universidad de los Andes

Permalink to this discussion: http://urb.im/c1411
Permalink to this post: http://urb.im/ca1411bts