Fomentando el acceso a las nuevas tecnologías entre los estudiantes de estrato 1 y 2 en Bogotá

Jorge Bela, Gestor Comunitario de Bogotá
Bogotá, 5 enero 2015

El acceso a las nuevas tecnologías es un componente esencial de los procesos educativos. Aunque el precio de los dispositivos y de las conexiones a Internet en Colombia han experimentado un acusado descenso a lo largo de los últimos años, aún resultan inaccesibles para muchos de los estudiantes cuyas familias se encuentran en situación de pobreza. Para paliar este problema, se han creado una serie de programas públicos destinados a permitir que los estudiantes de menores recursos tengan acceso a las nuevas tecnologías, cerrando de esta forma la brecha que los separa del resto de los estudiantes de la ciudad).

En Bogotá es especialmente significativo el programa público-privado que han desarrollado entre la Empresa de Teléfonos de Bogotá (ETB), la Secretaría de Educación del Distrito (SED) y la Alta Consejería Distrital TIC. El origen de este acuerdo está en los compromisos adquiridos por ETB tras la adjudicación de una licencia de telefonía celular 4G en el año 2013. Como parte de estos acuerdos ETB entregó a la SED 33.700 tabletas, con el sistema operativo Android y con una ranura para la inserción de una tarjeta SIM que permite el acceso a las redes celulares. Estas tabletas están reservadas para los estudiantes de estrato 1 y 2, es decir, a los que tienen un menor poder adquisitivo (en un artículo anterior ya cubrimos la división en estratos que existe en Colombia). También se repartirán tabletas entre los maestros pertenecientes a estos estratos.

El pasado 24 de octubre se completó la entrega de las tabletas por parte de ETB a la SED. La distribución de las tabletas corresponde a la Secretaría, y ya ha comenzado en numerosos colegios de Bogotá. Adicionalmente, ETB ha instalado una conexión de Internet de 30 megas en 241 colegios, lo que supone aproximadamente el 57% del total. Está en proceso la instalación de la conectividad en 190 colegios adicionales a lo largo de las próximas semanas. Los estudiantes podrán conectarse a la red en las aulas, o bien contratar el servicio de conexión por celular, pero en este caso loa gastos correrían por su cuenta, algo poco probable dado su escaso nivel adquisitivo.

LA SED es consciente de la necesidad de involucrar a los profesores en el proceso de adopción de las tabletas como herramientas pedagógicas. Por eso se les entregan tabletas también a ellos, y se les invita a participar en los procesos formativos creados específicamente para el fomento del uso de las nuevas tecnologías. Quizá el programa mas ambicioso en este sentido ha sido el llamado C4 en el que los participantes aprenden a usar las herramientas que permiten estudiar y crear de forma colaborativa.

En total, en cumplimiento de las obligaciones adquiridas por todas las operadoras de redes celulares, se distribuirán, bajo diferentes modalidades, 556.000 tabletas en todo el país. Sin duda, el impacto de esta distribución será muy grande, auqnue será imprescindible acompañar el reparto con programas de formación, y dotarlas de los contenidos y herramientas imprescindibles. También queda la duda de qué sucederá en el futuro cuando este programa termine, y las siguientes generaciones de estudiantes no tengan acceso tan sencillo a las tabletas.

Foto: Secretaria de Educacion de Bogotá

Permalink to this discussion: http://urb.im/c1501
Permalink to this post: http://urb.im/ca1501bts