Utilizando la música y el baile como instrumentos para empoderar a los jóvenes en Cali

Jorge Bela, Gestor Comunitario de Cali
Cali, 19 febrero 2015

Los jóvenes de Cali se enfrentan a una de las tasas de desempleo más elevadas en Colombia, pues superan el 33 por ciento. Aunque las tasas de informalidad son muy elevadas, el empleo precario o informal suponen, junto con el desempleo, una barrera a la capacidad de integración de los jóvenes, les impide salir de la situación de pobreza, y les afecta muy negativamente en su sensación de empoderamiento y en su autoestima.

La música y el baile constituyen una de las seña de identidad mas fuertes de Cali, y tienen una fuerza muy grande en todos los estratos sociales de la ciudad. Precisamente aprovechando este fuerte caudal creativo, se han lanzado varias iniciativas, tanto públicas como privadas, que buscan crear un espacio de oportunidades y de generación de autoestima entre los jóvenes de las comunas. De esta forma se presentan caminos alternativos a la violencia y a la exclusión social.

La música, y a salsa, en especial, se convierten en forma de empoderamiento para los jóvenes en riesgo de exclusión. En este artículo hablaré de tres de estas iniciativas, que por si mismas generan empleo directo, pero cuyo mayor valor está en el impacto positivo que generan en la comunidad.

La primera es el concurso "Metrópolis, Compartiendo Territorio," organizado por la Secretaría de Cultura de la Alcaldía de Cali, y por los Estudios Takeshita (una iniciativa educativa también pública). El concurso está abierto a todos los jóvenes de las comunas, y se divide en tres géneros: salsa, rock y urbano. En la edición del 2014, cuya final está prevista para febrero de 2015, participaron 120 grupos musicales. Los concursantes aceptados al programa reciben apoyo económico para grabar sus composiciones en los Estudios Takashima, y para realizar un video musical. Los ganadores podrán grabar un disco completo, que será puesto a la venta. Además, se ha grabado una serie de TV de 10 capítulos, que ha sido emitido por una cadena local y por un canal universitario.

Otra iniciativa, esta vez privada, es la Fundación Delirio. Creada en el año 2006, la Fundación ha centrado su trabajo en profesionalizar el mundo de la salsa. Lo que hasta entonces era un fenómeno local de los barrios y sin reconocimiento fuera de ellos, ahora se ha convertido en una verdadera industria, y en uno de los fenómenos culturales mas reconocibles de Cali. Aunque su actividad mas conocida es el espectáculo de circo y salsa que realizan una vez al mes, en los que se da empleo a jóvenes en riesgo de exclusión, también han lanzado proyectos de formación gratuitos, sobre todo destinados a evitar las lesiones que padecen los jóvenes bailarines.

Finalmente, la Secretaría de Cultura de la Alcaldía ha lanzado un programa destinado a los jóvenes caleños que viven en las comunas. Con un presupuesto de 2.000 millones COP (aproximadamente un millón de dólares) busca apoyar las 90 escuelas de salsa que existen en Cali, y a las que asisten unos 4000 niños y jóvenes. Sus tres componentes buscan mejorar la salud y evitar lesiones, mejorar la técnica y por último fortalecer la capacidad de generar ingresos.

Foto: Secretaria de Educación

Permalink to this discussion: http://urb.im/c1502
Permalink to this post: http://urb.im/ca1502cas