Iniciativa de techos verde en la Municipalidad de Chacao

Ana Cristina Vargas, Gestor Comunitario de Caracas
Caracas, 16 abril 2015

Los techos verdes son conocidos en todo el mundo por su impacto positivo al reducir el consumo de energía en el interior de edificios, disminuir las islas de calor en las ciudades y proporcionar espacios de recreación y ocio alternativo. En Caracas, dado que es una ciudad tropical con un clima óptimo todo el año, los ciudadanos han utilizado tradicionalmente terrazas al aire libre con plantas en macetas. No obstante, la idea de cubrir toda la superficie del techo con una capa vegetal como una estrategia para reducir el calor en el interior de los edificios ha sido poco desarrollada. En 2011, una importante cadena de supermercados Central Madeirense abrió una nueva tienda en La Alameda (Baruta, Caracas) con un techo verde de 4 000 metros cuadrados. Más recientemente, en 2013, el Municipio de Chacao en Caracas comenzó un proyecto piloto de techos verdes en su nueva biblioteca pública en Los Palos Grandes. Comenzó como iniciativa público-privada; coordinada por la Alcaldía y financiado por la empresa recolectora de basura local, Sateca, como su iniciativa de Responsabilidad Corporativa.

El proyecto se inició en respuesta a la iniciativa de sostenibilidad de la Municipalidad a través de la Dirección Cultural y Ambiental. El diseño arquitectónico del jardín de la azotea fue encargado a Yerbabuena Paisajismo Integral, una firma de arquitectura local especializada en el diseño, construcción y mantenimiento de superficies verdes. Al mismo tiempo, el Instituto de Desarrollo Experimental de la Construcción de la Universidad Central de Venezuela proporcionó el apoyo técnico para medir la cantidad de energía ahorrada después de la construcción del techo verde.

El techo verde de la Biblioteca de Los Palos Grandes cubre un área de 124 metros cuadrados y ha contribuido a reducir la temperatura en el interior del edificio entre 5 y 8 grados centígrados. La disminución de la temperatura ha ayudado a reducir el uso de aire acondicionado en el interior del edificio no sólo disminuyendo el consumo de energía, sino que también extendiendo la vida útil de las máquinas de enfriamiento. Los beneficios del techo verde son múltiples: contienen 75 por ciento de agua de lluvia que luego se evapora en lugar de desbordar los sistemas de drenaje público, reducen la temperatura en la ciudad evitando las islas de calor (que es un problema importante en Caracas durante la estación seca) y proporcionan techo terrazas para el ocio y la recreación.

Cuando abrió el jardín de la azotea, un foro de sostenibilidad fue organizado por el Municipio para promover la educación ambiental en la ciudad. Sin embargo, en Venezuela la energía subsidiada no genera un ahorro económico significativo como para motivar a los vecinos para construir techos verdes, que son más caros que los acabados regulares. Por lo tanto, la Municipalidad ha estado preparando una política pública, que ofrece otros incentivos económicos. También han construido más recientemente un jardín vertical en una escuela pública local UEM Carlos Soublette, para ayudar a educar a los niños en estrategias de sostenibilidad.

Para continuar replicando los techos verdes, las políticas públicas pueden tener un papel importante. Ciertos impuestos podrían reducirse o dar beneficios constructivos. Sin embargo, en una ciudad donde las zonas más pobladas y densas son asentamientos informales, parece fundamental desarrollar estrategias de techos verdes de bajo costo que pueden ser auto-construidas en pequeñas casas y no sólo ser sostenibles, sino también proporcionar nuevos espacios de ocio y recreación.

Un agradecimiento especial a Pedro Méndez, Coordinador de Proyectos de Alcaldía de Chacao. Imagen 1: Techo Verde en el California Academy of Science; Ana Vargas. Imagen 2: Techo Verde Los Palos Grandes; El Universal. Imagen 3: Variaciones de temperature; Alcaldia de Chacao.

Permalink to this discussion: http://urb.im/c1504
Permalink to this post: http://urb.im/ca1504css