Regularización de Bici-taxis

María Fernanda Carvallo, Gestor Comunitario de Mexico D.F.
Mexico D.F., 20 julio 2015

Xochimilco, una de las 16 Delegaciones del Distrito Federal, aloja una alternativa de movilidad que se sustenta en un tipo de transporte económico, ecológico y práctico en las zonas aisladas; esta alternativa está representada por 1,200 bici-taxistas que se encuentran agrupados en 14 organizaciones.

Este tipo de transporte, además de ser más barato y personalizado en comparación con el transporte público, genera empleos en la localidad. Se ha identificado en Xochimilco como una alternativa de ingreso para los jóvenes que no han logrado vincularse con el mercado de profesionistas, o bien para los que se encuentran cursando sus estudios a nivel de preparatoria y universidad.

A pesar de ser una iniciativa ciudadana, las bici-taxis han generado un choque de intereses entre los usuarios, los choferes y las autoridades locales. Si bien para los vecinos de la localidad las bicis representan un medio de transporte que genera caos para el peatón en las pequeñas vialidades y causan choques y accidentes, para los usuarios representa una oportunidad de movilidad a bajo costo para conectar las zonas dispersas con las principales vialidades en donde el transporte público tiene cobertura. Mientras tanto, para las autoridades locales las bici-taxis representan un esquema de transporte que cae en el trabajo informal y en un medio de transporte sin reglamentación.

En este sentido, el Gobierno del Distrito Federal ofreció la condonación de pagos anteriores a taxistas, a cambio de regularizarse y obtener un título de concesión por un pago de 5,910 pesos. Así mismo, legisladores del DF han promulgado un decreto para la creación de un manual de regularización de bici-taxis para que obtengan los permisos necesarios de transportación. Hoy en día, existen algunos de los bici-taxistas que funcionan bajo un sistema de reemplacamiento y regulación por la Secretaría de Movilidad, mientras que el resto no ha formalizado el servicio debido a los costos y requerimientos. Lo anterior, clasifica a los medios de transporte que no están regulados, como un transporte "pirata" o clandestino que vive en la informalidad dentro del marco regulatorio de la movilidad.

El surgimiento de las bici taxis es un ejemplo de la innovación por parte de la población para encontrar alternativas de servicios que satisfagan sus necesidades. Sin duda este tipo de involucramiento reta la normatividad de la Ciudad de México con respecto a la movilidad, pero al mismo tiempo demuestra que los servicios públicos pueden provenir de la ciudadanía y no solamente del gobierno.

Foto: EMBARQ

Permalink to this discussion: http://urb.im/c1507
Permalink to this post: http://urb.im/ca1507mxs