Sembrando vínculos, cosechando paz

María Fernanda Carvallo, Gestor Comunitario de Mexico D.F.
Mexico D.F., 14 setiembre 2015

2015 es el año en el que se observaran los resultados de los Objetivos de Desarrollo del Milenio; es un parteaguas para definir la agenda post-2015 que guiará las acciones para fomentar el desarrollo en el mundo. En este contexto, UNICEF está comprometido en asegurar que la niñez permanezca en el centro de la siguiente agenda; de forma que, la equidad sea el conductor que incluya a los niños y familias desfavorecidas en el progreso del desarrollo. Para este organización, es esencial considerar que las siguientes tres dimensiones son fundamentales para las familias: su situación social, económica, y ambiental; de forma que el desarrollo sostenible comienza con niños seguros, sanos, y bien educados.

La campaña de UNICEF se enmarca en el movimiento The World We Want, una encuesta global de Naciones Unidas que tiene como objetivo, identificar las necesidades para fomentar un mundo mejor; la cual servirá de insumo alos tomadores de decisiones para el establecimiento de la agenda de los Objetivos de Desarrollo Sostenible posterior al 2015.

Dentro del rubro de conflicto y fragilidad, una de las necesidades que se ha manifestado como tema central post-2015 es "la protección de los niños contra la violencia, el abuso, la explotación y el abandono". El argumento se centra en que la protección de los niños y la promoción de su bienestar están estrechamente relacionados con el desarrollo y el bienestar de su sociedad, por lo que se sugiere que en la nueva agenda, uno de los objetivos sea que todos los niños vivan una vida libre de toda forma de violencia, que estén protegidos en los conflictos, y prosperen en un entorno familiar seguro; por lo cual se invita a garantizar la inversión en programas de protección social que apoye a las familias a cuidar y proteger a sus hijos y prevenir el abuso y la negligencia.

En este marco, el proyecto "Sembrando Vínculos, Cosechando Paz" de DEI Comunidad AC tiene como objetivo, generar lazos afectivos de calidad desde el embarazo y durante la primera infancia entre los bebés y sus cuidadores, a través de centros de "Estimulación Oportuna" y capacitación en "Escuela para Padres" en zonas marginadas de la Ciudad de México. Estudios de neurociencias demuestran que un ambiente afectivo en las familias tiene un impacto económico: baja la incidencia de la violencia, y genera ahorros en salud y seguridad pública. Así mismo, el cariño y el establecimiento de un vínculo afectivo estrecho y positivo del bebé con sus cuidadores más cercanos, mejora en el niño su capacidad académica, entre otras habilidades, y esto a su vez le permite acceder a una mejor calidad de vida.

Para la implementación, DEI Comunidad genera alianzas con Centros Comunitarios, en los cuales se capacitan a promotoras voluntarias de la comunidad. Las promotoras son responsables de ejecutar el programa de estimulación oportuna en sesiones con bebés y sus mamás o cuidadores, así como brindar acompañamiento psicológico y coaching para padres con las familias. Para su operación, DEI Comunidad ha trabajado con la Fundación BBVA Bancomer México, la Fundación Alfredo Harp Helu, Child Fund México, y De 0 a 3, entre otras.

DEI Comunidad hace una gran labor para contribuir a la prevención de la violencia social, invierte en lo más importante y valioso de su sociedad, la niñez.

Foto: DEI Comunidad

Permalink to this discussion: http://urb.im/c1509
Permalink to this post: http://urb.im/ca1509mxs