El Proyecto que innova con la agricultura urbana

Mabe (Maria Beatriz) Garcia-Rincon, Gestor Comunitario de Caracas
Caracas, 28 octobre, 2015

En el Sureste de Caracas se encuentra escondido un pequeño barrio llamado El Calvario, el hogar de unas 7,000 personas y donde se ubican 700 casas y se ubica justo enfrente del patrimonio nacional de casitas coloniales, pintorescas del casco histórico. En este territorio urbano, El Calvario esta atrayendo varios entidades no-gubernamentales o fundaciones para tratar de mejorar las condiciones de vida de lo residentes de este pintoresco barrio.

Entre ellos, hay una propuesta sobre la mesa que se llama Calvario Cultivo Social, una idea holística del barrio que utiliza el paisajismo urbano para integrar la agricultura urbana para abastecer los residentes con vegetales y agua potable en un mundo donde cada día hay mas escasez de alimentos traídos del extranjero por las políticas económicas en Venezuela.

EL Calvario Cultivo Social (CCS) busca obtener fondos como varias de las propuestas que buscan proponer la ayuda de técnicos para la mejora urbano en los barrios de Caracas. Estos fondos, ya se sabe, cada día están mas restringidos por los requisitos del mundo filantrópico y cada día mas difícil por la falta de capacidad en conllevar el propicio seguimiento y monitoreo a los proyectos y adecuarse a los mecanismos occidentales e científicos que busca medir el supuesto éxito de propuestas llanas pero ingeniosas.

Para realizar la propuesta, que busca generar la limpieza del arroyo, la capitación de agua de lluvia, la utilidad de áreas verdes no utilizadas, así como la reubicación de 40 casas en peligro de deslaves, se necesita descongelar las dinámicas políticas entre las escalas gubernamentales: nacional, internacional y local. En esta propuesta se busca abrir El Calvario de El Hatillo a los espacios verdes de la Escuela Maria May y Juan Escalone así como de áreas subutilizadas.

Pero acompañada de estas estrategias, el portafolio de inversiones debería de venir de fundaciones quienes puedan ensenar resultados a sus inversionistas. En el campo de las fundaciones, se realiza el negocio como el de un negocio capitalista, enseñando que el producto de mejoramiento de vidas sociales se consiga a largo plazo.

Una manera de conseguir la data, los resultados y entender la propuesta es crear evaluaciones técnicas y longitudinales a través del tiempo de 10 anos (al menos) para ver lo eficaz de cada una. Entonces para conseguir el financiamiento con proyectos de baja capacidad de seguimiento y de producción de data es necesario negociar con el gobierno local y ver si están dispuestos de dar su capital social para recuperar la data de salud de los residentes y ver si la propuesta de agricultura urbana mejora las condiciones de los residentes del barrio en cuanto a su condición de salud. El municipio entonces podrá ser la entidad responsable de no financiar pero aportar la data que los inversionistas de fundaciones tanto buscan. La data relacionada con la salud, estará disponible pero tendrá que ser organizada y gestionada para ver si los resultados de desarrollar un paisaje de agricultura urbana y agua sana, mejora las condiciones de nutrición, y así se evalúa el éxito del programa sin tener que reinventar los métodos y utilizando variables duraderas y ya ubicados en el ámbito e industria de salud. Cerrar.

Foto: Fundación En Los Barrios.

Permalink to this discussion: http://urb.im/c1510
Permalink to this post: http://urb.im/ca1510css