Potenciando el uso del transporte público en Bogotá

Jorge Bela, Gestor Comunitario de Bogotá
Bogotá, 18 abril 2016

El primer mandato de Enrique Peñalosa como alcalde de Bogotá se recuerda, en materia de transporte, sobre todo por el lanzamiento del BRT conocido como Transmilenio. Sin embargo, la sustancial ampliación de la red de vías para bicicletas, iniciada por su antecesor AntanasMockus, fue una actuación pionera en la búsqueda de soluciones de transporte sostenibles. A lo largo de sus cuatro años se habilitaron más de 250 kilómetros de ciclorutas, una cantidad mayor que la construida por todo el resto de los alcaldes desde entonces. A pesar del abandono en que muchas de ellas han caído desde su creación, estas vías destinadas a los ciclistas se convirtieron en un orgullo para la ciudad, e incluso se han constituido en un atractivo turístico. Se estima que diariamente se producen 450000 viajes en bicicleta en la ciudad.

Dada la situación de casi colapso circulatorio que existe en Bogotá, no sorprende que el transporte público sea, junto con la construcción de vivienda, la mayor prioridad de Peñalosa para su segundo mandato. Sin embargo, este mandato se ha iniciado de forma controvertida, por la cancelación del proyecto de metro subterráneo que había dejado listo su antecesor, Gustavo Petro, y su sustitución por uno parcialmente elevado, cuyos estudios están comenzando. El peculiar sistema de gobierno municipal de Colombia impone que cada mandato comienza con la elaboración de un plan de desarrollo, que debe ser aprobado por el consejo de cada municipio. Este plan de desarrollo marca las directivas que regirán las actualizaciones de cada alcalde.

Peñalosa ha declarado en varias ocasiones que la construcción de infraestructuras, además de presentar retos de sostenibilidad, no resolverá los problemas de movilidad de la ciudad. Para lograr este objetivo será necesario lograr que los usuarios modifiquen su comportamiento, utilizando menos los automóviles privados, y optimizando los recursos ya disponibles. En este sentido, se puede destacar la creación, por parte de la Alcaldía, de la Red de Movilidad Sostenible. Retrata de una iniciativa desarrollada conjuntamente por la Secretaría de Movilidad, Transmilenio, el Instituto Distrital para la Recreación y el Deporte (IDRD) y la Secretaría de Ambiente. Esta red busca capacitar a más de 50000 empleados distritales en el uso de sistemas alternativos al automóvil, como la bicicleta o el transporte público. La red también impulsará que cada entidad distrital desarrolle un plan de movilidad sostenible, en el que se propongan alternativas al uso de los automóviles particulares. También corresponderá a esta red la organización y ejecución de los días sin carro, que celebrarán cada primer jueves de mis, y que serán de obligado cumplimiento para los funcionarios públicos, aunque voluntarios para el resto de la ciudadanía.

El proceso de elaboración del plan de desarrollo contiene también algunas iniciativas interesantes. Por ejemplo, se utilizan las webs del distrito para recabar iniciativas de la ciudadanía. Entre las peticiones, se encuentra la de propuestas para mejorar la movilidad de los niños en Bogotá. Según la alcaldía, los niños de menos de 13 años realizan cerca de 739.000 viajes diarios. La duración promedios de estos viajes, que se producen en casi un 40% en hora pico, es superior a una hora. Mejorar este problema redundará no solo en una mejor calidad de vida para los niños y sus familias, sino que reducirá el problema de la contaminación ambiental. Esta iniciativa se engloba dentro del Mayors Challenge, una competencia creada por Bloomberg Philanthropies.

Foto: Jorge Bela

Permalink to this discussion: http://urb.im/c1604
Permalink to this post: http://urb.im/ca1604bts