Andar en bicicleta en Medellín

Lou D'Angelo, Gestor Comunitario de Medellin

En las últimas décadas, el transporte motorizado ha florecido en Medellín, y se han construido muchas rutas y autopistas nuevas en respuesta al crecimiento del parque automotor. Sin embargo, se ha observado una toma de conciencia y preocupación reciente sobre las consecuencias de este tipo de desarrollo. La ciudad está paralizada en atascos de tráfico en horas picos, los accidentes siempre son más numerosos y la contaminación del aire se vuelve un problema grave.

El último plan de desarrollo territorial apunta entonces a fomentar los modos de transporte "verdes." Se implementan varios proyectos : la ciudad está construyendo nuevos sistemas de transporte público como las líneas de metroplus y tranvía, los metrocables, y trabaja en fomentar la caminata y el uso de la bicicleta.

Esta última tendencia me llamó la atención. El uso de la bicicleta no sólo fue facilitado por la construcción de 39,74km de ciclorutas; se creó también un sistema de bicicletas de uso compartido muy exitoso. El sistema, llamado "EnCicla" empezó hace solo 5 años, y ya tiene 35000 usuarios, 52 estaciones de metro y 1500 bicicletas.

En 2011, tres estudiantes de ingeniería se asociaron con el gobierno local para crear un programa piloto de seis meses, para evaluar como los paisas recibieran un sistema de bicicletas de uso compartido. El programa piloto incluía solo seis estaciones, ubicadas alrededor del Estadio Atanasio Girardot, el complejo deportivo más grande de la ciudad. Fue un éxito total, y desde entonces se expandió a otras áreas de la ciudad.

El programa es totalmente gratis. Los colombianos como los visitantes pueden registrarse y luego usar una bicicleta durante hasta una hora antes de devolverla a una estación.

Los usuarios tienen entonces varias razones de usar el sistema : es económico, bueno para el medio ambiente, sano, y es hasta mejor que tener una bicicleta propia a veces, ya que uno puede decidir de tomar un bus para volver si está lloviendo, o no tiene que preocuparse que le roben la bicicleta.

El mayor logro de este sistema es su impacto social. Un estudio de la Universidad Nacional muestra que de los ciclistas, cerca de la mitad usa bicicletas públicas, sobre todo por el aspecto económico. En el sistema de estratificación socio-económica colombiano, donde el primer estrato corresponde a los más pobres y el estrato 6 a los más ricos, cabe de destacar que el estrato 6 es el que menos usa este tipo de movilidad, mientras que las personas del estrato 2 son las que más usan Encicla, lo que muestra que beneficia principalmente a los pobres. Considerando la subida continua de los precios del transporte público (una subida de 30% en los últimos 5 años), este sistema totalmente gratis es una gran iniciativa a favor de una ciudad más inclusiva.

Los proyectos de regeneración urbana integrarán este nuevo sistema de movilidad: el proyecto Parques del Rio en particular promueve la movilidad verde, e incluirá nuevas ciclorutas y estaciones de Encicla.

Obviamente, todavía queda mucho por hacer para que Medellín se convierta en una ciudad amigable con la bicicleta. Los carros dominan las rutas, y los ciclistas son una minoría. Pero uno puede sentir que se está cambiando rápido.

Photo credit: Secretaría de Movilidad de Medellín

Permalink to this discussion: http://urb.im/c1604
Permalink to this post: http://urb.im/ca1604mdl