Iniciativas Comunitarias en Apoyo del Proceso de Paz

Jorge Bela, Gestor Comunitario de Cali
Cali, 15 febrero 2016

Quizá el mayor reto al que se enfrenta Colombia en estos momentos sea la preparación para la etapa de posconflicto. Nunca antes, en los más de 50 años que viene durando el conflicto armado, se había vislumbrado con tanto optimismo la posibilidad alcanzar un acuerdo de paz. Si la negociaciones en curso en la Habana acaban dando sus frutos, comenzará un largo y complejo proceso de reintegración de los combatientes en la sociedad civil. La experiencia en otros países demuestra que, paradójicamente, los procesos de paz mal conducidos pueden desembocar en un incremento de la violencia común, y abocar a muchos de los combatientes desmovilizados a la exclusión social.

Las iniciativas ciudadanos destinadas a mitigar los posibles efectos adversos de la desmovilización pueden jugar un papel crucial en el éxito del proceso de paz. Esta es una de las razones por las que las autoridades colombianas han lanzado todo tipo de iniciativas destinadas a fomentarlas. Cali, una ciudad especialmente vulnerable debido a su proximidad geográfica a las zonas aún controladas por la guerrilla, ha prestado un interés especial a este tema. El fomento de las iniciativas ciudadanas busca un doble propósito: por un lado prestar apoyo en el proceso de desmovilización, por el otro, apoyar de forma directa iniciativas lideradas por desmovilizados.

Ya vimos en un artículo anterior, por ejemplo, como se está aplicando el programa Premios por Una ciudad Mejor. Otra iniciativa municipal, que ya va en su cuarta edición, son los denominados “concursos de paz,” que buscan iniciativas tango a nivel de colectivos (Iniciativas Comunitarias), como individuales (Vecinos Calidosos). Ambos concursos están convocados por la Asesoría de Paz, le entidad dentro de la alcaldía que se ocupa de todo lo relacionado con el fin del conflicto. Los concursos están abiertos a las víctimas de los conflictos armados y a otros colectivos en situación de vulnerabilidad. Las iniciativas premiadas en 2015 en el programa de Iniciativas Comunitarias fueron para el Colectivo Cultural de la Comuna 20, por su trabajo medioambiental, para el colectivo ‘Institución educativa Evaristo García- colectivo cultural exprésate a la vida’, y para el proyecto Smart 20 del barrio Bisas de Mayo. Cada premio conlleva una dotación de 4 millones COP (unos 1174 US$).

La Cruz Roja también tiene en marcha un proyecto conocido como Un Camino Hacia la Paz. Se trata de un programa integral de apoyo a la comunidad del barrio Potrero Grande, con un énfasis significativo en el fortalecimiento de la capacidad de realizar acciones comunitarias, tanto mediante capacitación de los grupos de gestores de paz, como mediante apoyo directo a iniciativas comunitarias. Potrero grande es una comunidad planificada, construida para acoger a desplazados por el conflicto, pero que presenta graves problemas en la calidad de la construcción.

Otra iniciativa interesante, también impulsada por la Asesoría de Paz, fue la utilización de desmovilizados para pintar 29 fachadas en la Comuna 20 de Cali. Las organizaciones comunitarias participaron activamente en al selección de las fachadas, y en los diseños. Las comunidades están trabajando con la Asesoría y con las entidades que participaron en el proyecto, como la Fundación Bancolombia o Pintuco, para realizar nuevas intervenciones en el sector.

Foto credit: Jorge Bela

Permalink to this discussion: http://urb.im/c1602
Permalink to this post: http://urb.im/ca1602cas