Haciendo formal la informalidad comercial

María Fernanda Carvallo, Gestor Comunitario de Mexico D.F.
Mexico D.F., 26 julio 2016

En la Ciudad de México el comercio informal representa la principal fuente de ingreso de más de un millón de personas, las cuales tratan de realizar su actividad en diversos espacios públicos de la ciudad. Al desarrollar esta actividad y no estar ligados a la dinámica económica formal, no se tiene acceso a las prestaciones sociales de los programas federales. Por otro lado, el análisis económico indica que la informalidad baja la productividad económica de un país, limita la expansión de los negocios y lastima el bienestar de los trabajadores y de sus familias.

Ante esta situación el gobierno federal http://www.gob.mx/presidencia lanzo la Estrategia Crezcamos Juntos http://www.gob.mx/crezcamosjuntos , un programa de incorporación al Régimen Fiscal que incluyó la Reforma Hacendaria reciente, y al Régimen de Incorporación a la Seguridad Social. Este programa es una sinergia de autoridades estatales, municipales, organizaciones empresariales e instituciones académicas. De acuerdo al Presidente Enrique Peña Nieto, la estrategia persigue que las personas que tienen un negocio propio transiten a la formalidad para que gocen de los beneficios de la seguridad social, como:

⋅ Acceso a los servicios médicos y sociales del Instituto Mexicano del Seguro Social para el dueño del negocio y sus empleados. De acuerdo al Presidente Enrique Peña Nieto “significa que tendrán atención médica en caso de enfermedad o maternidad, seguro por invalidez y riesgos de trabajo, cobertura en vida, vejez y cesantía; así como guarderías para los hijos de los trabajadores”.

⋅ Los beneficiarios ingresarán automáticamente al Sistema de Ahorro para el Retiro, brindándoles mayor estabilidad económica para el futuro.

⋅ Mediante un programa de la Sociedad Hipotecaria Federal y del INFONAVIT, podrán solicitar un crédito hipotecario con tasas de interés bajas.

⋅ Acceso a financiamiento social para crecer y consolidar su negocio.

Así mismo, por tratarse de personas que emprenden su actividad laboral, se les brindará apoyos económicos a pequeños empresarios a través del Instituto Nacional del Emprendedor, para que puedan comprar herramientas, equipo o capital de trabajo para su negocio. Así mismo, si requieren de especialización, los inscritos podrán tener acceso a los programas de capacitación en el trabajo que ofrece la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Para transitar a la formalidad, se llevará a cabo una inclusión sencilla y gradual. Los dueños, así como sus empleados podrán gozar de los beneficios sociales, durante los primeros diez años los inscritos recibirán descuentos en las cuotas de seguridad social, por ejemplo en los primeros dos años solamente pagarán la mitad de estas cuotas. Por su parte, respecto al pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR), quien se inscriba recibirá un descuento del cien por ciento en el pago del ISR, en el segundo año, será del 90 por ciento, y así, sucesivamente. Para el pago de impuestos se tiene contemplado un proceso sencillo para el cálculo de los impuestos especificando la actividad a la que se dedican y el monto de sus ingresos, sin incurrir en gastos de un asistente contable.

Con la estrategia Crezcamos Juntos se busca que tanto México como sus ciudadanos crezcan juntos con este programa, al darle valor social a la formalidad.

Foto: Rodrigo Tejeda

Permalink to this discussion: http://urb.im/c1607
Permalink to this post: http://urb.im/ca1607mxs