Drenaje, a menudo olvidado pero crucial en las ciudades sostenibles

El drenaje es la prima olvidada del urbanismo, lanzó Briony Ferguson, de Monash University nada más comenzar su presentación. En efecto, ni las grandes entidades financieras, ni en muchos casos los propios gobiernos locales, asignan a este importante aspecto la importancia necesaria. Así vemos como ciudades tan importantes como Barranquilla padecen año tras año los letales arroyos sin que se ponga solución al problema. Otras muchas ciudades colombianas, incluyendo la capital Bogotá, sufren inundaciones periódicas, algunas de ellas catastróficas. ¿Por qué? Las razones tiene un anclaje histórico, como mencionaremos más adelante, un componente político, la falta de sensibilización sobre el tema, y un componente financiero, pues resulta extraordinariamente difícil obtener los recursos necesarios para acometer estas infraestructuras.

Chris Jeffries, de la Universidad de Abertay, Escocia, ya había enfocado el tema del panel: no se trata del drenaje de las aguas sanitarias, sino de las que fluyen naturalmente por las ciudades. Jeffries se refirió a la falta de planeación del drenaje como un problema generalizado en las grandes ciudades que han tenido un crecimiento explosivo. Un buen planeamiento debe incluir lo siguiente: a) las zonas residenciales se deben edificar lejos de las áreas inundables, b) se deben reservar agua para el almacenamiento temporal de las aguas c) los espacios verdes deben ser multifuncionales para mitigar los efectos de las lluvias intensas d) se deben reservar vías de escape para las aguas y finalmente e) se debe dar el necesario mantenimiento para evitar las obstrucciones.

Briony nos habló de la necesidad de un cambio de modelo. Históricamente, las ciudades se ocuparon en un primer lugar del desarrollo del suministro del agua. A continuación centraron su atención en el alcantarillado y las aguas sanitarias. No fue hasta un tercer momento en el que se preocuparon por el drenaje. En las ciudades más desarrolladas estos tres problemas se fueron resolviendo a base de un modelo centralizado y conformado por empresas gigantescas. La aproximación a estos problemas fue una tecnocrática de mando y control. Las ciudades en desarrollo, al carecer de este bagaje, pueden adoptar modelos más descentralizados, y seguir avanzando hacia nuevos modelos más integrados del tratamiento del agua, más conscientes del impacto que las aguas que abandonan la ciudad tiene en los territorios por los que discurren posteriormente.

El impacto que un drenaje insuficiente tiene no solo sobre los habitantes de las ciudades sino sobre los territorios por los que discurren las aguas con posterioridad exige una nueva visión completa, y no ignorar los ecosistemas de las ciudades, sino construir éstas teniéndolos muy en cuenta.

Add new comment

Filtered HTML

  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Lines and paragraphs break automatically.

Plain text

  • No HTML tags allowed.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.