Conversando con Richard Florida y Brent Toderian

Quizá sean sus libros los que han convertido a Richard Florida y a Brent Toderian en los urbanistas más conocidos del momento, pero sin duda su capacidad de comunicar y mantener la atención van a convertir su presencia en los diálogos del WUF7 en uno de los eventos más comentados del foro. Previa a su presentación en el mayor teatro del foro, tuvimos la ocasión de conversar con ellos durante casi una hora en la sala de prensa. No decepcionaron.

Florida comenzó disparando: “el proceso de urbanización no equivale a desarrollo.” “En las próximas décadas, continuó, miles de millones de personas se van a desplazar del campo a las ciudades. La humanidad nunca ha visto nada parecido.” Para poder acometer este proceso será necesaria la inversión de cuantiosos recursos. Sería imposible construir una ciudad como Nueva York en la actualidad, por los costes, la mano de obra, etc. Habrá que buscar nuevas soluciones, nuevas propuestas que permitan crear decenas o cientos de ciudades de más de diez millones de habitantes. Algo sin duda sin precedente histórico, el mayor reto al que se enfrenta la humanidad.

“No intenten copiar nada,” remató Toderian, “se deben encontrar soluciones propias siguiendo ideas, aplicándolas a cada realidad local.” Por ejemplo, aunque se asocian grandes viviendas a calidad de vida, son preferibles viviendas más pequeñas en buenos barrios, en barrios diversos y con servicios que no obliguen a grandes desplazamientos. Ambos urbanistas coinciden en su rechazo al automóvil como solución a los problemas de transporte. Una mayor concentración urbana, y la creación de ciudades por las que se pueda caminar o desplazarse en bicicleta son modelos mucho más razonables, respetuosos con el medio ambiente e incluyentes. “Es cuestión de mejorar la vida,” remató enfáticamente Florida: los automóviles son la mayor causa de mortalidad juvenil, la polución también acorta la vida, al igual que el sedentarismo. Pero no basta con utilizar el planeamiento y el diseño urbano como instrumentos, es necesario cambiar la forma de pensar de los ciudadanos.”

Respecto a la violencia, un problema decreciente a nivel global pero con picos en amplias regiones, Florida argumenta en favor de mejorar las oportunidades para los jóvenes delincuentes, incentivarles para que no caigan en la tentación del dinero fácil y de la violencia. Toderian también ve oportunidad en el diseño urbano para combatir este problema: “no hay nada más seguro que un espacio público lleno de gente. Si devolvemos la ciudad a los peatones, y reforzamos la sensación de seguridad, también habremos mejorado la seguridad de la ciudad.”

Respecto a Medellín. Florida se atrevió a caracterizarla como “outgoing” (extrovertida) y “engaging” (una ciudad que invita a participar en su mundo). Toderian recalcó los avances en transporte público en Medellín, mientras Vancouver y Toronto llevan décadas estancadas en este aspecto.

Add new comment

Filtered HTML

  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Lines and paragraphs break automatically.

Plain text

  • No HTML tags allowed.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.