Jorge Bela

 
2014: Esperanza e incertidumbre en Cali y Bogotá

Jorge Bela, Gestor Comunitario de Bogotá

 

Hay muchas cosas positivas que esperar para el año 2014 en Colombia. Se prevé que el crecimiento económico siga siendo vigoroso, al tiempo que las conversaciones de paz pueden acabar con un conflicto armado que ha durado ya varias décadas. Estas circunstancias presentan un escenario sin precedente para aliviar los problemas de pobreza y desigualdad que sufre el país. Bogotá y Cali, las dos ciudades que seguimos en este blog, tienen iniciativas en marcha que pueden ofrecer soluciones concretas a estos dos problemas. Sin embargo, la incertidumbre es también elevada, tanto a nivel nacional como local. Por un lado, los resultados de las conversaciones son inciertos. Por otro, las elecciones presidenciales que se celebrarán en su primera vuelta en mayo también resultarán en una ralentización de la administración central. Aunque se espera que Juan Manuel Santos ganes la reelección, cualquier cosa puede suceder en la política colombiana, y un cambio en la presidencia puede decelerar aún más el ritmo de las reformas.

En Bogotá hay varias iniciativas en marcha en el sector del transporte público. Los planos para el metro están entrando en la última fase de los estudios geológicos, que estarán terminados a lo largo de 2014, lo que permitiría que en 2015 se adjudicara la construcción de la mega obra. En la superficie se está avanzando en la ampliación del sistema de Transmilenio por una avenida aún por definir. 200 autobuses híbridos empezarán a circular por la Avenida 7ª, sustituyendo a las contaminantes busetas privadas. Si a esto sumamos la reciente inauguración del Transmilenio a Soacha, 2014 puede ver una mejora significativa en los problemas crónicos de transporte público en la capital colombiana, aunque aún serán necesarios ingentes esfuerzos en esta área para llegar a tener el sistema que necesita una ciudad tan grande y extendida.

Por otro lado, el plan para revitalizar el hermosos pero descuidado Centro Histórico continúa avanzando. La administración está trabajando en los protocolos necesarios para llevar a buen puerto estos planes. Para lograrlos se está contando con la ayuda de expertos internacionales de la región, así como de agencias multilaterales. Se espera que su definición termine a lo largo del año, lo que permitiría que las obras de mejora se completaran a lo largo del 2014.

En diciembre, sin embargo, la oficina del Procurador General de la República ordenó la destitución del Alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, por supuestas deficiencias en la transferencia del servicio de basuras de concesionarios privados a la Ciudad. La decisión puede ser recurrida y el Sr. Petro ha asegurado que la combatirá tanto con acciones legales como con movilizaciones populares. El diferendo legal y político en el que está inmersa Bogotá añade un elevado grado de incertidumbre al futuro de las iniciativas actualmente en marcha.

En Cali el alcalde Rodrigo Guerrero goza de considerable apoyo político y popular, lo que trae mayores perspectivas a su plan urbano más ambicioso: el Corredor Verde. Sin embargo, Guerrero está sujeto a la misma limitación de mandatos que el resto de los alcaldes colombianos, y que prohíben la reelección consecutiva. Cuatro años es un plazo demasiado corto para acometer un proyecto de esta envergadura, por lo que se hace imprescindible generar el mayor apoyo posible a la iniciativa como mecanismo para garantizar su continuidad a largo plazo. Con este fin a lo largo del 2014 se dará inicio a proyectos piloto relacionados con el Corredor a los que daremos cumplido seguimiento en este blog.

Finalmente, el 7 Foro Urbano Mundial tendrá lugar en Medellín de 5 al 11 de abril de 2014. Se espera que el Foro atraiga más de 10.000 participantes, incluyendo jefes de estado, alcaldes, gobernadores, académicos, profesionales y representantes del sector público. El Foro ya está atrayendo la atención de los medios de comunicación colombianos. El lema del Foro, Equidad Urbana en el Desarrollo — Ciudades para la Vida, sin duda tendrá una resonancia especial en Colombia. El Foro, y su resonancia internacional, servirán como incentivo y como inspiración para las ciudades de Colombia.